Anomalías magnéticas, para determinar zonas potencialmente ricas en minerales

A fin de determinar zonas potencialmente ricas en minerales, se tomaron alrededor de 100 puntos en la zona de interés, luego se procesaron y filtraron los datos con programas SIG, para llevarlos hasta la plataforma Geomodelr para el proceso y visualización final

A menudo es necesario valerse de métodos geofísicos para la prospección de zonas potencialmente ricas en minerales. Estos métodos proporcionan un acercamiento en la búsqueda de minerales y en relación a la mayoría de métodos de métodos directos, son menos costosos.

En este caso, el área de estudio (Fiura. 1) se encuentra enmarcada dentro de la región de Sierras Pampeanas en Argentina. La prospección geomagnética se llevó a cabo sobre rocas graníticas, las cuales tienen asociados diques pegmatíticos. En base a recopilación de antecedentes y estudios ya realizados en la zona, se presume que podrían portar concentraciones importantes de minerales metalíferos (Cu, Fe). 

Figura 1. Ubicación del área de estudio

Descripción del proceso

La metodología utilizada en el terreno consistió en tomar alrededor de 100 puntos a lo largo y ancho de la zona con un magnetómetro, aparato que mide intensidad total de campo magnético, con la finalidad de que, si existen concentraciones de Cu y Fe, estas resalten como anomalías frente a los valores normales en rocas graníticas.Luego en gabinete, se procedió a procesar y filtrar los datos magnéticos para interpolarlos y generar un mapa de anomalía magnética, en el software QGis 3 (Sistema de Información Geográfica), donde además se transforman los datos a archivos vectoriales (.shp), aptos para luego ser exportados a la herramienta Geomodelr (Figura 2).

 

Figura 2-Mapa de anomalías magnéticas en QGis 3

En esta etapa, es clave utilizar las herramientas de categorización de polígonos en base a atributos otorgados previamente (Figura 3).

Figura 3 -Categorización de polígonos correspondientes a anomalías

Como atributos, se cargaron los valores de AMT de la zona (Figura 4).

Fig. 4 -Tabla de atributos para nuestra capa de polígonos

A continuación, se exportan los datos en formato .zip a Gemodelr. Aquí tenemos la posibilidad de definir una paleta de colores (o rampa de color) con el fin de representar visualmente las anomalías magnéticas medidas (Fig. 6).

Fig. 5-Elección de la rampa de colores para la representación de las anomalías magnéticas

Mediante la opción de modelado geológico en 3D, se puede obtener una representación muy cercana a la realidad, en cuanto a topografía, desniveles y escala (Fig. 6). Así como también observar en dónde se encuentran las zonas potencialmente interesantes (anomalías positivas) con respecto al contenido de metales de interés económico.

Fig. 6-Modelado geológico 3D de anomalías mediante Geomodelr

Conclusión

El método utilizado resulta eficiente para proponer zonas potencialmente interesantes. De esa manera podemos hacer un filtro y mostrar los resultados preliminares a potenciales clientes y socios estratégicos, a fin de garantizar la continuidad de nuestros proyectos.

Por: Joaquin Rossini - Lic.(c) Ciencias Geológicas / Universidad Nacional de San Luis, San Luis, Argentina.

Close Menu