Modelamiento litoestructural 3D, en rocas de basamiento

Con la ayuda de Geomodelr podemos obtener modelos geológicos en 3D con gran calidad, otorgando una visualización más certera e intuitiva de la realidad en el terreno. 

Existe la posibilidad de otorgar colores a las distintas unidades mapeadas y también tenemos la opción de agregar simbología a estructuras tales como fallas y diaclasas que afectan el área de estudio.
Conocer las unidades geológicas pertenecientes al basamento de una región nos permite ahondar en la historia geológica de la región, dándole importancia a los procesos magmáticos, metamórficos, deformacionales y metalíferos relacionados.

Los datos a utilizar en el presente artículo pertenecen al estudio de una parte del basamento ígneo-metamórfico de las denominadas “Sierras Pampeanas”, ubicadas en el centro-oeste de Argentina.

 ¡Veamos el proceso paso a paso!

Desarrollo del proceso

a) Para trabajar con la herramienta Geomodelr necesitamos disponer de información provista desde un SIG (Sistema de Información Geográfica). En el video que se muestra a continuación se muestra cómo se prepararon los datos que servirán de entrada para Geomodelr. Además se muestra cómo se subió la información resultante del programa QGIS, a la plataforma Geomodelr. 

Tal como se ilustró en el video, se sube un archivo .zip hasta la Geomodelr, que en esta caso en particular son las capas correspondientes a litologías, diaclasas, fallas, etc. (Fig. 1).

Imagen 1. Cargando la información a la plataforma. Mediante un archivo comprimido en formato .zip, que contiene las capas generadas mediante el programa de Sistemas de Información Geográfica, que en este caso es QGIS.

b) Luego podemos cargar como mapa base, la capa con las litologías (polígonos) y posteriormente agregar diaclasas y fallas (líneas). La herramienta proporciona la opción de obtener DEM (Modelos de Elevación Digital) desde la misma plataforma, lo cual otorga una ventaja en rapidez frente a otras herramientas y softwares de modelado. Al llegar a la ventana de edición del mapa, podemos modificar el color de las unidades, así como también delimitar y reacomodar los nodos pertenecientes a las distintas geometrías presentes (Fig. 2). Esta opción permite rectificar los polígonos creados con anterioridad en el SIG con el fin de ajustar los detalles en beneficio del modelado 3D final. 

Imagen 2. Pestaña de edición de las distintas unidades geológicas y la falla inferida, directamente en la plataforma Geomodelr

c) A continuación, después de georeferenciar la imagen, podemos arribar al modelado en 3D mediante la opción Visualizations Page (Fig. 3) ofrecida por la herramienta, la cual genera un block diagrama (fig. 8, mostrada al final del artículo), donde se modificó y exageró la escala vertical para lograr una mejor visualización. Además, se configuró la herramienta para exportar la imagen con máxima resolución desde la opción High Resolution Capture desde el visor de modelado 3D (Fig. 4).

Imagen 3. Pestaña para modelado en 3D
Imagen 4. Pestaña para modelado en 3D

d) Finalmente, mediante la opción New Cross Section (Fig. 5), se generaron dos secciones del área de estudio, una transversal y otra longitudinal (Fig. 6 y 7), en las cuales sus perfiles topográficos muestran las típicas morfologías redondeadas de los cuerpos graníticos y su adyacencia a la roca de caja (esquisto).

Imagen 5. Pestaña para generar secciones en 2D

e) Observamos dos cortes para la zona de estudio: corte transversal O-E, y corte longitudinal N-S. Tal como se observa a continuación.

Imagen 6. Corte transversal O-E del área de estudio
Imagen 7. Corte longitudinal N-S del área de estudio

f) La configuración mostrada en los pasos anteriores permite generar un modelo de gran detalle. Tal como se muestra a continuación:

 

Imagen 8. Modelo final en 3D

Conclusión

Los resultados de Geomodelr pueden ser considerados óptimos desde el punto de vista de la geología regional, por ejemplo, para entender la génesis de grandes bloques de basamento que en la actualidad se encuentran expuestos gracias a esfuerzos tectónicos*. Esto a su vez, genera aportes en el entendimiento de las grandes deformaciones que afectaron la corteza terrestre a lo largo de la historia geológica. Por otro lado, cabe que destacar de que mientras más efectiva sea la toma de datos en terreno, mayor será la calidad de los resultados. Para llegar a resultados fiables mediante el modelado geológico, se debe asegurar de obtener datos de alta confiabilidad tanto de litologías, composición, alteración, actitud de las estructuras, etc. También es importante destacar la forma de organizar los datos previamente en el SIG utilizado, asegurando la optimización de los recursos según el software utilizado, siendo este último acorde a los resultados esperados. 

Por: Joaquin Rossini - Lic.(c) Ciencias Geológicas / Universidad Nacional de San Luis, San Luis, Argentina.

Close Menu